8M Cuando adherimos a la huelga feminista desde el plano doméstico se pone en relieve una brecha de desigualdad social muy antigua

Compartir

Cuando adherimos a la huelga feminista desde el plano doméstico se pone en relieve una brecha de desigualdad social muy antigua. Cuando las mujeres trabajadoras dejamos de cocinar, lavar la ropa, los platos y no nos quedamos a cuidar a les hijes, el jefe del hogar tiene que “perder” tiempo y energía en todas esas tareas, lo que significa también mayores preocupaciones y menos tiempo de descanso después del trabajo. Para un sistema productivo que necesita de la energía del varón para trabajar todas las horas posibles sin tener otras preocupaciones que llevar dinero a la casa, es sumamente necesario ejercer su derecho a trabajar a costa de la lucha colectiva y que obviamente disfrutará de las conquistas obtenidas sin haber arriesgado nada. Exponiendo las dificultades que tuvo para cumplir con su horario laboral, los medios masivos lo muestran como el ciudadano ejemplar que todes debemos ser. De esta manera se fomenta la traición, el individualismo y el beneficio propio, eternos ideales de las clases poderosas, y contrarios a los ideales de solidaridad y emancipación social que buscamos construir entre les explotades.

Se recomienda leer: “La Huelga Como Herramienta de Lucha” http://capital.fora.com.ar/la-huelga-como-herramienta-de-lucha/?fbclid=IwAR0rhst9bMPDg56MmHIjysmab6dZ6xt3kFDUCZ0wMeRT2t181k57GdBjGwg

Compartir:

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*