EL FRAUDE DE SER AUTÓNOMXS

Compartir

Actualidad: Extraído del Organización Obrera N° 83 Órgano oficial de la Federación Obrera Regional Argentina

El mercado laboral nos invita hace tiempo a nuevas formas de precarizarnos. Sin lugar a duda la clase trabajadora tiene una espalda que lo aguanta todo, es en donde el estado y el capital descansan sus pesados culos. Lxs trabajadorxs de la llamada economía informal son el 49,3 % del total de la torta capitalista (1), dentro de esta tajada encontramos albañiles, empleadas domésticas, remiseros, laburantes de talleres de carpinterías y herrerías, gastronómicxs, empleadxs de comercios, etc. La totalidad está fuera de convenio, sin posibilidad de agruparse sindicalmente y seguramente la mayoría de su vida van a ser trabajadorxs desocupadxs. Un caso aparte somos lxs trabajadorxs monotributistas que sumamos en el mes de enero unxs dos millones (2). Las empresas y el estado niegan ocultando esta relación vertical, estando totalmente encubierta. Somos monotributistas (dicen desde la patronal) pero no, no lo somos, respondemos ante una lógica empleador-empleadx.

El cuento de ser autónomx

A lxs trabajadorxs de apps de deliverys, los empresarios que las manejan le vienen con el cuento de que manejarán sus horarios, harán dinero fácil y serán “libres para elegir” trabajar el día que quieran, ¿pero esto es así en realidad?

Sabemos bien por experiencia propia o porque nos cuentan lxs pibxs que trabajan para estos explotadores que en la primera entrevista de estas empresas les aseguran que van a ganar mucho dinero y esto es falso, o mejor dicho, sólo a costa de sobre explotarse doce horas seguidas podrían llegar a hacer una diferencia.

Existe un ranking en que la patronal da cuenta de que laburantes logran estar en el puesto número 1, con algunas migajas llamados pluses proporcionales que te hacen diferenciar de tus compas. El riesgo de esto es importante destacarlo, ya que lxs invitan a salir en días de lluvias para que les paguen más, ir mirando el celular para no perderse y llegar lo antes posible para agarrar otro pedido, acumular horas semanales para recibir dichos pluses.

Por cierto, tienen que pagarse los seguros correspondientes (accidente y terceros) ya que no se hacen cargo los dueños de las marcas, además de pagar por la ropa y los accesorios que les descontaran en su primer sueldo, ¿Esto es el privilegio de ser autónomo? ¿O más bien es el discurso del capitalismo que te dice que siempre elegís cuando en realidad lo que termina mandando es comer todos los días, sea como sea y explotándonos ante cualquier posibilidad que encontremos de hacer un poco de dinero?

Las condiciones para lxs acompañantes terapéuticxs, cuidadorxs, musicoterapeutas, psicomotricistas y todo el sector laburante de salud mental no esta menos expuesto a esta suerte de estafa patronal, trabajamos con personas en situación de extrema violencia por sus patologías, tercera edad o adicciones, todas ellas marginadas totalmente por la sociedad, buscamos acompañar y ver maneras de que pasen su cotidianidad de la mejor manera, siendo creativxs, empáticxs, poniendo el cuerpo para nuestrxs acompañadxs.

Realmente es un trabajo humanitario, pero no deja de ser una labor donde hay un salario, donde igual existe la explotación y nuestros jefes son las obras sociales, la superintendencia, las prepagas, centros terapéuticos privados, los municipios, en fi n, el estado. Lxs trabajadorxs que “brindamos servicios” somos un sector que genera muchas ganancias lucrando con la salud mental de personas. Es un negocio redondo para lavado de dinero, desvíos de fondos y subsidios estatales que como bien sabemos las obras sociales y prepagas son expertas cómplices de todo el sistema de salud que hace años viene en decadencia.

El último eslabón de este circuito, somos lxs que trabajamos en salud mental, llegando a cobrar tres meses (en el mejor de los casos) después de empezar a trabajar, ¿Qué hacemos durante ese tiempo de no cobrar? Simplemente sobrevivimos y no es joda, también al igual que lxs laburantes de delivery nos exigen pagar seguros (accidentes laborales y responsabilidad civil) sabiendo que corremos riesgo todo el tiempo, con la intensión de desligarse de nuestro sector como trabajadorxs. Las cuotas que pagamos por ser monotributistas son altas y la mayoría debemos muchísimo cuando nuestro salario alcanza como mucho a los $18.500 mensuales, estando muy por debajo del salario mínimo.

Pandemia y migajas para lxs trabajadorxs

Hoy mientras avanza la pandemia y a su lado la perdida de poder adquisitivo de las clases oprimidas, vemos cómo los pibes y pibas de pedidos ya, u otra empresa de delivery, exponen su vida en un sistema de ganancia totalmente competitivo y anti cooperativo donde cada unx se auto explota para llegar a estar en el ranking # 1, o peor quizás es la suerte de lxs acompañantes terapéuticos y trabajadorxs de la salud mental ya que nuestro sueldo depende de que si se le da la gana a la superintendencia, la obra social o la prepaga, de pagar por no poder cumplir horarios gracias a una disposición estatal de aislamiento obligatorio y suspensión de clases y de prestaciones de servicios.

Sea como sea, o como se nos quiera etiquetar, somos trabajadorxs explotadxs como todxs donde las patronales y el estado metieron sus narices. El gobierno ha anunciado un subsidio para lxs monotributistas de categorías baja, ha creado un “ingreso familiar de emergencia”, que a través de anses podrás obtener, un bono de diez mil pesos para palear esta crisis. Sabemos que esta medida es como tirar agua con un balde mientras el bosque se prende fuego, ya que hay un alza de precios y la canasta básica está muy por encima de esas migajas, pero como por si fuera poco la mayoría hemos sido denegadxs a cobrar esa ayuda económica.

Necesidad de crear nuestras propias agrupaciones de laburantes

Como trabajadorxs de la economía informal debemos agruparnos primeramente con nuestrxs compañerxs de trabajo y avanzar a unir fuerzas como agrupación de trabajadores de delivery o agrupación de trabajadores de la salud mental para luego pasar a vernos las caras como laburantes que responden a una misma lógica de explotación, crear, no nos queda otra que crear, ya que los sindicatos no nos tienen en cuenta.

Hay varias conquistas que tenemos que arrebatarles a nuestras patronales:

-No pagar nuestra ropa de trabajo.

-Eximición del pago del monotributo y que se deje de encubrir nuestras relaciones laborales.

– Anulación del pago de los seguros por parte nuestra. -Aumento de salario acorde a la canasta básica.

– ¡Forjemos agrupaciones libres por afuera de los sindicatos tradicionales para torcerles el brazo a la burocracia que nos traicionó y nos seguirá traicionando, el camino recién ha comenzado!

Un trabajador, Oficios Varios Zona Norte

Ilustración de nota: SEQUEIROS
https://www.elmundo.es/economia/2015/05/24/555e0878ca474193258b458c.html

Compartir:

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*