¿PARITARIAS BOICOTEADAS?

Compartir

OPINIÓN

Estos más de tres meses de aislamiento social, me animo a decir, les vinieron como anillo al dedo, a los grandes grupos económicos, para frenar y desestimar cualquier reclamo en las instancias paritarias 2020.

Con un trabajo previo de miedo, amenazas, despidos, suspensiones, han demostrado nuevamente, que sus ganancias no se tocan, y que los trabajadores y trabajadoras otra vez vamos a apretar los bolsillos para hacer malabares para el sustento diario.

Somos minoría como se ve a grandes rasgos, en la esfera laboral, los que estamos registrados y sindicalizados, con un movimiento obrero minoritario pero que a su vez, aun atado por el unicato sindical, año tras año tiene la oportunidad de en las instancias paritarias, pelear por mejores condiciones y aumentos salariales. En la diferenciación entre quienes fuimos considerados esenciales y quienes no, está el duro golpe en las rebajas salariales, gremios como los metalúrgicos tuvieron que bancarse la reducción del 50 %, cuando se había hablado de aceptar solo el 30%, por nombrar un caso, no olvidamos el golpetazo patronal por parte del grupo Techint al comienzo de toda esta situación. Luego quienes trabajamos para grupos que fueron excluidos del decreto, como es el caso del grupo Clarín, mantuvimos los sueldos intactos, pero soportamos la exposición con un tire y afloje respecto a contar con los elementos de protección personal, algo que llevó a diferentes gremios a pelear lo básico por la avaricia patronal-estatal, que mezquinó y aun mezquina en la salud obrera.

Pasando en limpio, el movimiento obrero hoy se encuentra duramente golpeado, amenazado, desinformado y en la miseria, acrecentada para quienes están excluidos, desempleados y precarizados, y para quienes aun estamos en condición activa, como decía antes, cobrar el sueldo completo está siendo, en general, muy mal interpretado dentro del movimiento, y a esto quiero hacer referencia. No estamos bendecidos ni mucho menos favorecidos en esta pandemia, continuamos siendo explotados y en peores condiciones, tanto aquellos que están en condición de teletrabajo, como los que están en la calle o en los galpones, hospitales, etc. Seguimos moviendo los engranajes de los grandes grupos económicos y por ende siguen enriqueciéndose a cuesta nuestra como siempre desde que existe este cruel sistema capitalista de explotación. Entonces, bien han servido los medios para desinformar y meter miedo, hay que reconocerlo, no negamos la pandemia, o por lo menos yo. Los contagios existen porque lo vemos, vemos a nuestros compañeros y compañeras enfermar y morir. Pero si hay algo que esta situación no debe arrebatarnos es la voluntad de luchar, y no desestimar la oportunidad paritaria para exigir a los patrones que vienen amasando grandes fortunas a que suelten algo, la suba salarial no puede quedar de lado, la inflación y devaluación transformaron nuestros sueldos en chirolas.

No podemos caer en el derrotismo ante la mentira empresarial:

Que las paritarias 2020, se discutan, sabemos de sus fortunas, que la repartan.

¡Que la instancia de discusión no se sabotee! ¡Luchemos para mejorar nuestra vida siempre!

Compartir:

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*