La presencialidad para los trabajadores y sus hijos…

Compartir

Opinión: Por Nicolas Avedaño docente, delegado de escuela.

Mientras los ministros, empresarios y demás funcionarios (funcionales) del gobierno administran el Estado desde la virtualidad porque ESTAMOS EN PANDEMIA, la presencialidad se impone como la regla para los trabajadores, hasta incluso, como lo indica la resolución conjunta 4/2021, con el personal de riesgo. Historia de privilegiados y de condenados.

La escuela y su vuelta a la presencialidad se impuso como el paradigma para avalar estas condiciones. Ante la campaña de que en el 2020 no hubo clases, repetido por los medios y “especialistas”, se desprestigió más el trabajo docente que en la virtualidad atendió 24 por 7 las necesidades educativas de alumnos y familias, además de formar parte de la entrega de alimentos cada semana arriesgando su salud y la de su familia.



La presencialidad es el argumento de que el trabajador debe estar en su puesto produciendo, el volver al aula sin ser vacunados la excusa para continuar moviendo la rueda capitalista, la vida obrera es sólo un daño colateral. Genocidio de Estado se llama.

Hace dos semanas las bases docentes iniciaron su propio camino de lucha para hacer visible las condiciones de trabajo y de como estaban sus comunidades educativas. Las centrales, los dirigentes y sus espacios políticos consideraron a estos reclamos como expresiones marginales acompañando el discurso oficial de que la presencialidad “cuidada” es la regla. Hoy desbordados por las bases llaman a asambleas o hablan en su nombre. Luego de 20 muertes docentes totalmente prevenibles la docencia dice basta y lo hace acompañados por las familias que hace una semana ya decidió no enviar a sus hijos a un aula dónde su vida corre riesgo.

La desobediencia se empieza a construir, desde abajo, sin interlocutores y sin quien hable por los trabajadores
.

Nicolas Avedaño.

Compartir:

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*