Más de 60 días de acampe de trabajadoras y trabajadores de la Salud

Compartir

Extraído del Organización Obrera Nº 85 Órgano de difusión de la Federación Obrera Regional Argentina

Durante más de 2 meses se sostuvo un acampe frente al Ministerio de Salud de la Nación. Las protagonistas son Enfermeras, técnicas, administrativas de salud, auxiliares de hospitales, residentes etc. El sector más precarizado de los hospitales públicos y privados, lo garantizó sin aparatos inmensos de los sindicatos ni partidos políticos. Todo a fuerza de autoorganización de la autoconvocatoria. ¿Cuáles son los reclamos y de qué manera se siguen organizando? Es lo que nos contarán en esta nota, compañeras de la Comisión de Trabajadorxs de la Salud, de la Sociedad de Resistencia Oficios Varios Zona Sur GBA.

5 puntos qué ganar.

El primero de los 5 reclamos es el “Aumento salarial de urgencia”. Agarrando el recibo de una enfermera y ver qué el básico apenas supera los 12.000 pesos, qué la jubilación va a ser la mínima, y qué se necesitan dos trabajos para llegar a fin de mes, este punto es uno de los principales a conquistar.

El segundo es el “Pase a planta permanente”. Hay algo peor qué el Covid en los hospitales y es la precarización laboral, el Monotributo y los contratos basura por 3 meses están por todos lados, esto hace que sea fácil dejar de contratar a los 3 meses y sin la necesidad de despedirte, te dejan en la calle con un despido encubierto.
El tercer punto es el “Régimen de insalubridad”. Los hospitales se caen a pedazos, se trabaja de forma que te afecta la salud. Cómo el ejemplo de Enfermería que te contratan y al día siguiente te meten en un área compleja cómo la terapia intensiva, con intubación o sacando gases arteriales (competencias qué son de médicas y mandan a las que menos cobran a hacerlo). Todo eso afecta psicológica y físicamente, y no se debería de trabajar más de 6 horas en esas condiciones, cuando ni siquiera tenemos lugares donde descansar y hay que turnarnos en horarios nocturnos con nuestras pares ya que en Salud es normal estar trabajando hasta 24hs.

El cuarto punto es la “Pensión del 100% para familiares de fallecidxs por Covid”. Más de 350 trabajadorxs de la Salud perdieron la vida en (y por) la pandemia. El Estado es responsable por ser la patronal qué precariza en el sector público y no sólo vulnera a lxs trabajadorxs, sino que cuándo mueren en estos asesinatos laborales causados no solo por el virus pandémico, sino también por la explotación laboral a la que están sometidxs, como si ello no bastara el Estado les da a las familias una pensión miserable.

El quinto punto es la “Implementación de la Ley Micaela”. Sí bien sancionaron está ley en el 2018 y se promulgó en el 2019, en el laburo se comprueba que ninguna persona tuvo formación en género y violencias. Siendo más del 70% mujeres dentro del ámbito de salud, somos violentadas día a día, institucionalmente y económicamente, colocando los trabajos de cuidado como los peores remunerados más allá de toda la responsabilidad que los mismos implican.

Todos estos puntos son en la Generalidad del sector de la Salud, sea pública o privada. Cada sector tiene sus reivindicaciones más puntuales, cómo el reconocimiento profesional de Enfermería y lxs tecnicxs en hemoterapia que en Provincia y en CABA son pagados como auxiliares o administrativxs. También la contratación no registrada por parte del Estado, de estudiantes del mismo rubro y/o personal no calificado para vacunar contra el Covid, con el objetivo de minimizar gastos y sin tener en cuenta lxs profesionales que fueron despedidxs como es el caso de lxs trabajadorxs de los módulos de Florencio Varela.
La manera de organizarse qué encontraron estxs trabajadorxs.
Muchxs de ellxs vienen de experiencias dentro de sindicatos, de algunos más burócratas y otros qué nacieron con la aspiración de no serlo, pero el mismo modelo sindical qué te impone el Estado, los volvió a la burocracia. Cansadxs de sindicatos verticales, encontraron en la asamblea autoconvocada por hospital, la mayor participación de compañerxs, sin discriminar si eran afiliadxs o no a un sindicato pero conservando que la dirección de la asamblea se la daban ellxs mismxs, y no un dirigente sindical o de partido político.
Estas asambleas las coordinaron con otras de otros hospitales, sean de CABA, Buenos Aires o Nacionales, fueron federalizando la organización y los reclamos, rompiendo hasta con los sectarismos sindicales y partidarios. Todo ese camino de organización qué en la FORA también compartimos, lxs llevó a decidir varias acciones, una de ellas fue el acampe por tiempo indeterminado frente al máximo exponente de su patronal, el Ministerio de Salud de la Nación. Este acampe con más de dos meses de vida logró decenas de talleres de formación, la participación y fortalecimiento de vínculos entre trabajadorxs, la solidaridad entre otros sectores de la clase trabajadora, acciones directas en el Ministerio, reuniones gracias a esas acciones, etc. Pero hasta el momento no pudo torcerle el brazo a la patronal.

El acampe se levantó hace poco, pero la organización continúa y van a transformar la acción de acampar en nuevas acciones para lograr triunfar en sus exigencias, qué son las exigencias de todo el gremio, esté sindicalizado o no.Dando lucha constante al ataque mediático que aún los invisibiliza, como los avisos constantes y violencias de parte de las fuerzas represivas.
Para no ir muy lejos, lo acontecido el 28/03/2021 en el UPA de Longchamps dónde una enfermera en pleno desempeño de su guardia fue violentada por una agente policial, la cual le coloco esposas dentro de su ámbito laboral privándole atender un caso de infarto de urgencia, el abuso de poder desmedido y autorizado por el sistema no tiene precedentes. Mediante la solidaridad y el apoyo mutuo, sin embargo, ellxs siguen dando batalla no solo a una pandemia sino al virus de la precarización y la represión.

Compartimos una de las notas del último numero del periódico de la FORA, si lo querés leer completo, bajalo de acá: https://mega.nz/file/s0x2QTTY…

Compartir:

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*